Review

Death's Door

Una aventura llena de personalidad
LEVELUP 8.8 Muy bueno

PROS:

Toma elementos de sagas icónicas y los aprovecha de la mejor manera

La historia, la música y el arte se quedarán en tu mente

Muchos secretos interesantes y elementos escondidos

Excelente curva de aprendizaje

Diversión garantizada

CONS:

En ciertos momentos no es muy claro hacia dónde ir

Un registro de progreso de cada sección haría aún mejor la rejugabilidad

El mundo de los indies abarca de todo: juegos de calidad y mediocres, por eso a veces es difícil saber cuáles valen la pena. Dentro de ese ámbito hay distribuidores reconocidos por la calidad de los títulos que sacan al mercado. Ese es el caso de Devolver Digital, quienes se encargaron de distribuir grandes joyas indies como Hotline Miami, OlliOlli y Enter the Gungeon, por poner unos pocos ejemplos.

En esta ocasión, Devolver Digital publicó Death’s Door para PC y consolas de Xbox, un título desarrollado por Acid Nerve que llamó mucho la atención durante el E3 2021. ¿Logrará trascender como los juegos que mencionamos o se quedará en el olvido? Acompáñame a descubrirlo.

Una historia clásica y creativa

En Death’s Door tomaremos el control de un cuervo segador que trabaja para la Cámara de las Almas. Nuestro personaje tiene la tarea de recolectar almas visitando unas puertas que sirven como portales a lugares en donde se encuentran las criaturas a las que tiene que vencer. El cuervo es una criatura inmortal, pero al entrar en dichas puertas se transforma en un ser mortal que envejece conforme pasa el tiempo, por lo que debe realizar su tarea y regresar rápidamente a la Cámara de las Almas.

Durante la primera misión en la que tomamos control de nuestro cuervo, un grande y viejo cuervo gris nos roba el alma por la que fuimos y la utiliza para intentar abrir la Puerta de la Muerte (Death’s Door, la que le da el nombre a la obra), aunque fracasa. Dicha acción nos deja en modo mortal y vulnerable, por lo que la única manera de regresar a la normalidad será ayudando al cuervo gris a abrir la puerta. El problema es que para lograrlo tendremos que recolectar el alma de 3 seres especiales: una vieja bruja, un rey autoproclamado y una bestia de edad incalculable.

Nuestro personaje trabaja en la Cámara de las Almas
Nuestro personaje trabaja en la Cámara de las Almas

Aunque al principio me pareció que la historia no era la cualidad principal de Death’s Door, la verdad es que me fui dando cuenta de que está muy bien realizada y entretiene bastante. Conoceremos a varios personajes interesantes y creativos que no desentonarían en una película de los estudios Laika. Se siente como la historia de un cuento de hadas clásico o proveniente de la mente de alguien como Tim Burton o Roald Dahl. En pocas palabras, la historia no sólo sirve como un buen pretexto para hacernos jugar y vale la pena seguirla atentamente.

Intuitivo, retador y lleno de secretos

Death’s Door es un título extremadamente fácil de entender desde los primeros minutos, ya que lo único que debemos de aprender es a golpear con la espada inicial con la que contamos y a esquivar rodando con un botón al estilo de los God of War originales. Posteriormente, el juego nos enseña más acciones como atacar a distancia con un arco y a utilizar un ataque más fuerte. A diferencia de los títulos que requieren horas de práctica para aprender todos los comandos, Death’s Door es sencillo de entender para cualquiera que haya jugado un videojuego alguna vez. Por otro lado, la respuesta del control se siente precisa, en ningún momento sentirás que perdiste por culpa de un retraso, sino a consecuencia de tu habilidad o reflejos.

Death’s Door tiene una cámara con vista isométrica, lo que aunado a su estética y arte podría hacernos creer que se trata de una obra de Supergiant. A los que probaron el demo del esperado Tunic, también les parecerá familiar.

Los entornos están bien detallados y llenos de secretos por descubrir: acertijos, zonas escondidas y caminos alternos por doquier. Sin embargo, lo anterior no lo hace complicado ni tedioso en ningún momento, al contrario, incita a la exploración. En mi caso, nunca quise dejar de jugar por alguna parte en donde no supiera para donde ir o me diera flojera tanto espacio por explorar.

Un juego que invita a explorar

La Cámara de las Almas funciona como un overworld con puertas que nos llevan a las diferentes secciones del mundo y nos da la posibilidad de mejorar a nuestro personaje y sus 4 características principales: fuerza, destreza, velocidad y magia. Lo anterior se agradece e invita a que intentemos derrotar a cada enemigo que encontremos en el camino para recolectar las almas necesarias y a que exploremos bien el mundo para encontrar unas orbes ocultas que nos darán 100 almas cada una.

Durante el viaje, nos encontraremos con acertijos para abrir puertas y secretos muy al estilo de la saga de The Legend of Zelda, como por ejemplo, disparar flechas hacia antorchas encendidas para prender nuestra flecha y quemar algún objeto que quede de paso.

Las puertas se sienten muy bien planeadas y en los lugares exactos, pues al morir, saldremos de la última que traspasamos o activamos y los enemigos volverán a aparecer, lo que podría haber hecho frustrante al juego de no estar bien pensada la colocación. Igualmente, conforme avancemos podremos activar escaleras y abrir atajos muy al estilo de Dark Souls, lo que nos ahorrará algunos tramos importantes en caso de morir.

Las puertas son un elemento básico del juego
Las puertas son un elemento básico del juego

Otro elemento que nos recordará a The Legend of Zelda son unos fragmentos que tendremos que recolectar para aumentar la vida y la magia permanentemente. Dichos elementos se encuentran muy bien escondidos en santuarios especiales. Además, para recuperar vida tendremos que encontrar unas semillas especiales y plantarlas en macetas que se encuentran colocadas estratégicamente a lo largo del mundo.

Aunado a lo anterior, podremos ir encontrando nuevas armas y ataques mágicos. Estos últimos se podría decir que sirven como elementos de un juego metroidvania, pues nos permitirán descubrir secretos en sectores que ya pasamos y también abrir nuevas secciones necesarias para progresar.

Como buen juego moderno, Death’s Door incluye coleccionables en forma de objetos brillantes, ya sabes, por aquello de que controlamos a un cuervo. Sin embargo te daré un consejo, pon atención a estos objetos, pues uno que otro servirá para algo más que conseguir 100% o un simple logro.

Enemigos y jefes con personalidad

Death’s Door cuenta con una buena cantidad de enemigos diferentes para cada sección: voladores, con mayor resistencia, veloces, lentos pero poderosos, con escudos, entre muchos otros. La dificultad que representan los enemigos crece de una manera muy satisfactoria conforme avanzamos en el juego. En mi caso, durante las primeras secciones no morí prácticamente, pero en secciones avanzadas sí tuve que repetir varias veces por la cantidad y la resistencia de los enemigos, sobre todo en algunas partes en donde salen hordas de unas puertas mágicas. Aunque varios enemigos se pueden acabar con simples golpes, la mayoría exigen de cierto ritmo para esquivar sus ataques o hacen necesario el ataque a distancia.

En cuanto a los jefes, Death's Door cuenta con varios secundarios y secretos además de los principales. En general son variados y cada uno exige su propia estrategia para derrotarlos. A algunos los derroté con facilidad desde el primer intento, aunque me parecieron satisfactorios, mientras que otros más cercanos al final del juego si me hicieron perder varias vidas. Las mecánicas para derrotarlos son en general muy obvias, pero eso no les quita lo divertido. Por ejemplo, el primero con el que te encuentras es una especie de planta que te ataca con sus raíces, golpea cada cierto tiempo con ellas como si se trataran de los tentáculos de un pulpo y posteriormente gira para golpear, además de lanzar objetos a distancia.

El arte y la música son dignos de cualquier gran estudio

Los gráficos y el arte del juego son excelentes y cumplen en todo momento, quedan a la perfección con la historia. No dudaría en comprar un libro del arte del juego si estuviera disponible. Por otro lado, la música es variada y bien pensada, aumentando la tensión en los momentos difíciles y con melodías exclusivas de algunas secciones que le dan mucha personalidad al juego.

Aunque es un título relativamente corto si te enfocas en la pura historia, con aproximadamente 6 a 8 horas de duración, gracias a todos los secretos y los elementos que te conté, sí es un juego que incita a revisitar ciertas secciones y que fácilmente duplica el tiempo de juego si tu objetivo es conseguir 100%. Se siente como un juego con la duración perfecta, no necesita durar más para dejarte satisfecho.

Conclusión

En resumen, Death’s Door es un juego que cumple en todos los aspectos que se me pueden ocurrir. Con un control responsivo, mecánicas interesantes, historia satisfactoria, rejugabilidad y dificultad bien diseñada, se me hace muy difícil pensar en no recomendarlo a cualquiera que juegue videojuegos. Death’s Door una vez más nos demuestra que un título indie puede ser una gran obra y competir por lo mejor del año sin necesidad de gastar los millones que invierten juegos AAA. Devolver una vez más acertó, Death’s Door vale cada centavo y va directo a mi lista de lo mejor del año.

¿QUÉ TE PARECIÓ Death’s Door

?

2 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

2 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

9.5

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos