Review

Wonder Boy: Asha in Monster World

Esto es lo que ocurre cuando un remake se hace con el corazón
LEVELUP 8.3 Bueno

PROS:

Un remake bastante fiel al original

Visualmente es muy atractivo

Soundtrack con buenos arreglos

Reto moderado

El animalito que te acompaña (pepelogoo) influye en las mecánicas

Se agradecen las voces en japonés

CONS:

Los modelos de los personajes podrían haberse pulido más

El silbido para llamar al pepelogoo puede enfadar

Pudo incluir más contenido nuevo

Las voces sólo están en japonés

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord / Foros

Encantador, colorido y evoca nostalgia. Así es Wonder Boy: Asha in Monster World, un título que mezcla los géneros de acción y aventura, plataformas, RPG y que es un remake del clásico de 1994: Monster World IV.

El título original fue lanzado para el SEGA Mega Drive (Genesis) en 1994, sin embargo, el lanzamiento oficial fuera de Japón fue hasta 2012 en la extinta Virtual Console de Wii. ¿Es Asha in Monster World el lanzamiento definitivo de Monster World IV? Sigue leyendo para contarte mi experiencia con esta aventura.

Un remake pensado para los nuevos y para los nostálgicos

En Wonder Boy: Asha in Monster World tomamos el papel de Asha, una joven que parte de su aldea para recibir el título de guerrera y cumplir una misión: embarcarse en un viaje para encontrar a los espíritus del reino y ayudarlos. En el camino, se convierte en la maestra del genio de una lámpara y adopta un pequeño monstruo conocido como pepelogoo. Este último personaje es central para las mecánicas del juego.

En su estructura, Wonder Boy: Asha in Monster World es un juego casi idéntico al original, con algunas diferencias por aquí y por allá. El cambio más evidente está en el apartado gráfico, ya que optaron por reemplazar el pixel art original por polígonos. En general, el juego luce bien, mantiene el encanto alegre del original, así como lo expresivo de sus personajes, en especial del pepelgoo.

Por otra parte se hubiera agradecido un toque como el que le dieron a Wonder Boy: The Dragon's Trap, remake de Wonder Boy III en el que se podía elegir entre las gráficas nuevas y el estilo de 8 bits del original. También se podrían haber trabajado un poco más los modelos de los personajes dentro del juego.

En cuanto a la música, Asha in Monster World usa versiones arregladas de las melodías presentes en el juego original. Es un soundtrack que incita a la exploración, pero que puede llegar a ser bastante alegre para algunos ambientes dentro del juego.

Visualmente, el juego tiene mucha personalidad
Visualmente, el juego tiene mucha personalidad

Aún así, la música tiene un tono bastante épico durante las peleas con los jefes. Los personajes tienen voces dentro del juego, eso sí, todas en japonés, algo que personalmente me gusta pero puede desagradar a algunos jugadores. Una cosa que puede resultar molesta del diseño de audio es que debes silbar para llamar al pepelogoo, así que prepárate para escuchar el silbido de Asha cada 2 segundos en varias secciones.

Las demás diferencias tienen que ver con cómo se exploran unas pocas secciones de la aventura, ya que un par de puertas están acomodadas en otra parte o no aparecen, además que algunas secciones, como la ciudad que funciona como nexo para acceder a las diferentes fases de la aventura, tiene lugares que se exploran en 8 ejes.

También cambió la manera de guardar la partida. En el juego original había un misterioso anciano que aparecía a lo largo de los niveles y que funcionaba como punto de guardado, ahora sólo basta con entrar al menú para guardar la partida en el momento que sea. Ten en cuenta que el juego no tiene ningún tipo de autosave, entonces no está de más guardar seguido para evitar repetir grandes secciones del juego si te hacen un game over, como le ocurrió a una servidora (*bonk*).

Un aspecto moderno y una dificultad de antaño

La complejidad de la aventura en Wonder Boy: Asha in Monster World incrementa de manera exponencial. La primera mazmorra es simple y breve, pero las siguientes se expanden tanto en tamaño como en lo laberínticas que pueden llegar a ser. Todas tienen en común que son bastante verticales, con su buena cantidad de acertijos e ítems escondidos. Eso sí, a pesar de que el juego está basado en la exploración, el juego no llega a lo metroidvania.

No es necesario rascarse demasiado el cerebro para resolver la mayoría de los acertijos del juego, sin embargo, hay un par de escenarios que pueden llegar a ser demasiado laberínticos. Es buena idea tener lápiz y papel a la mano porque no todos los escenarios cuentan con un mapa, algo que, aún así, no encontré estrictamente necesario.

Los niveles tienen sus características y estructuras propias, por lo que no se parecen demasiado entre sí, algo que le da bastante variedad al juego. Cada uno de los lugares a los que vas está dominado por un elemento y debes tenerlo en cuenta al prepararte para visitarlo.

La estructura de cada nivel afecta cómo lo exploras
La estructura de cada nivel afecta cómo lo exploras

Es posible equipar a Asha con armas mejoradas y escudos elementales. También es posible equiparla con brazaletes que aumentan su nivel de vida, algo crucial a la hora de explorar los niveles y enfrentarte a los jefes porque, en la dificultad normal del juego, los ítems de curación escasean bastante. Otra manera de incrementar el nivel de vida de Asha es encontrando gotas esparcidas por diferentes partes de la aventura.

Además de mejorar a Asha, también es posible mejorar al pepelogoo, un curioso animalito volador que encuentras muy temprano en el juego y que es imprescindible para múltiples cosas como planear, dar un doble salto e interactuar con elementos del mapa, como interruptores y otros objetos lejanos. Si mueres y tienes algún elixir en tu inventario, el pepelogoo lo usará para resucitarte. En definitiva se trata de un gran compañero de viaje y hace que Wonder Boy: Asha in Monster World se sienta diferente de otros juegos incluso dentro de la franquicia.

Aún así, depender tanto del pepelogoo para realizar acciones claves como tu salto doble pueden llegar a hacer que el rítmo del juego se sienta más lento de lo necesario. En general, el animalito no tarda mucho en llegar contigo cuando le silbas, pero aún así, esperar ese segundo y medio le quita fluidez al plataformeo.

a los pepelogoo les gusta el calor
a los pepelogoo les gusta el calor

Controlar a Asha es bastante simple y, mientras peleas, el personaje responde bien a los comandos, que se reducen a cubrirte y atacar. Es posible atacar en las 3 direcciones principales mientras estás en el aire, pero en tierra sólo puedes atacar hacia enfrente.

Otra cosa es que no es posible es agacharte, algo que viene directamente del diseño del juego original, ya que, debido a que el control normal del SEGA Genesis sólo tiene 3 botones, era necesario presionar abajo para cubrirte. Personalmente no encontré frustrante no poder agacharme y los controles son razonablemente precisos. En un par de ocasiones me costó de más brincar desde alguna cuerda porque el juego no detectaba a tiempo mis comandos, sin embargo ni siquiera así la experiencia dejó de ser agradable.

Un juego corto pero sólido

Wonder Boy: Asha in Monster World es una experiencia que puede resultar breve para muchos. Mi save al final del juego no llegaba a las 7 horas, aunque, como el juego no tiene ningún tipo de autosave, hay que sumarle las veces que tuve que repetir alguna sección larga porque morí y olvidé guardar o porque simplemente repetí más de la cuenta la pelea contra algún jefe. Vale la pena repasar más de una vez cada área si quieres encontrar todos los ítems ocultos del juego.

Se agradece bastante que la copia física del juego incluya el Monster World IV original de Mega Drive, sin embargo se habría agradecido más que la incluyeran también en la versión digital. En general, esta nueva versión del juego pudo haber incluido aún más contenido para expandir la experiencia, como niveles adicionales o alguna aventura extra después de terminar el juego normal. Incluso cosas tan mundanas como poder cambiar de vestuario.

Conclusión

Wonder Boy: Asha in Monster World me pareció un juego bastante sólido, y un remake bastante fiel. El hecho de que sea tan conservador con la obra fuente es algo que agradezco bastante, principalmente porque jugar Monster World IV de manera oficial en este lado del charco no había sido sencillo, aunque quizás le hubiera venido bien algo de contenido adicional. Con una dificultad moderada, que varía dependiendo de qué tanto te prepares, una apariencia llamativa, y un diseño que refleja el corazón que le puso Artdink a la obra, es una experiencia bastante única y espero que encuentre su lugar entre nuevos y veteranos. Si eres fan de Wonder Boy / Monster World, o si eres fan de los juegos de acción y aventura en general, este es un juego que no debes dejar pasar.

¿QUÉ TE PARECIÓ Wonder Boy: Asha in Monster World

?

2 Usuarios han calificado este juego. Danos tu opinión.

2 Usuarios han calificado este juego.

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Muy malo

Malo

Regular

Bueno

Excelente

Épico

TU CALIFICACIÓN

Eliminar

CALIFICACIÓN DE USUARIOS

Ver Reseñas

8

TU CALIFICACIÓN HA SIDO PUBLICADA. ¿DESEAS DEJAR UNA RESEÑA DE ÉSTE JUEGO?

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos