Cuphead Xbox One

También disponible en PC

Cuphead es un juego de plataforma tipo run-and-gun con un estilo de arte característico de 1930. Como Cuphead, el jugador tendrá que pelear con una serie de jefes de nivel para poder saldar una deuda con el Diablo.

Detalles

Desarrollador: StudioMDHR

Publisher: Microsoft Studios

Género: Aventura

Fecha de lanzamiento:

Cuando te acercas por primera vez a Cuphead es imposible evitar la fascinación por sus hermosos gráficos, el minucioso y artístico tratamiento en cada detalle de la animación. Ver el trailer no hace justicia al título, tienes que jugarlo para atestiguar lo glorioso de su estilo visual. El asombro termina, claro está, al darte cuenta de que la brutalidad del juego es equiparable con los platformers más desafiantes de la era de 8 bits —aunque si te gusta el reto, el asombro continúa, obviamente— . Y no es casualidad, Studio MDHR está rindiendo tributo a lo mejor del género con esta caricaturesca propuesta. Pudimos jugar sus primeros niveles durante gamescom 2017 y debemos decir que, si bien la experiencia es muy desafiante y en ocasiones frustrante, también es sumamente divertida.

El demo comenzó con un tutorial minimalista, pero impregnado de personalidad visual: el fondo un boceto con instrucciones. Puedes brincar, hacer un movimiento rápido para esquivar, disparar en la dirección que está mirando el personaje, disparar en diagonal, hacer un ataque especial y alternar entre “armas” —una lanza balas que causan poco daño pero su ataque es certero y otra arroja varias balas al mismo tiempo para hacer más daño en un área más amplia pero con menos precisión—. Una vez que aprendiste lo básico inicia la aventura que, en nuestro caso, fue sin poder ver más detalles de la trama. Resulta extraño que los desarrolladores estén tan herméticos con la parte argumental, pues según los trailers, pareciera que la temática no será muy compleja ni intrigante; aunque dándoles crédito, tal vez hay una obra maestra literaria detrás del guión, nunca se sabe.

Dejando atrás la —por ahora— casi inexistente historia, lo importante es que vivimos a flor de piel el desafío de Cuphead. Para empezar, la mecánica de combate es muy similar a Metal Slug, aunque con frecuencia menos frenético y con enemigos que tienen tienen poca resistencia. Al no ser un platformer convencional, sino un shooter, tienes que evitar el toque de los enemigos a como dé lugar y, obviamente, no podrás saltar encima de ellos para aniquilarlos. Tu única alternativa es disparar a todo lo que se mueve, con la esperanza de que su patrón de movimiento no sea demasiado impredecible porque, a diferencia de juegos como Rayman Origins en los que el diseño de nivel tiene cierta cadencia, aquí los enemigos aparecen de manera aleatoria y se mueven sin una rutina predefinida. Debido a que no podrás memorizar los escenarios, volverte experto será cuestión de verdadera destreza con el control.

Hablando de habilidad, los jefes son el aspecto más desafiante y satisfactorio del juego. Igual que los enemigos convencionales, un jefe tiene patrones de ataque cambiantes y aleatorios para hacerte las cosas más complicadas y, en la dificultad más alta —vimos “normal” y “difícil”— tienen una fase extra, por lo que tardarás mucho más en vencerlo. Según Maja Moldenhauer, el productor de Cuphead, de 6 o 7 veces que pelees con el mismo jefe enfrentarás ataques distintos y su movimiento cambiará considerablemente: “Muchos juegos modernos están basados más en memorización, que en habilidad. Nuestros algoritmos te obligan a reaccionar en el momento y usar al máximo tu habilidad.”

Cuphead ofrece juego cooperativo local de 2 jugadores; sus creadores dicen que eventualmente habrá multiplayer en línea

En 2015, cuando revelaron Cuphead, parecía que el gameplay únicamente se basaría en jefes; platicando con la gente de Studio MDHR nos dijeron que justo esa era la intención, pero conforme se amplió el presupuesto, surgió la oportunidad de hacer un proyecto más ambicioso: “Dijimos ‘vaya, ¡hay mucha gente interesada!’, así que nos arriesgamos a hacer el juego tal como lo imaginamos en un inicio, en lugar de una versión recortada por culpa del dinero.” Además de expandir el repertorio de jefes para un total de 28, el estudio agregó 6 niveles de platforming que complementan la aventura, así como una zona de mapa y una tienda para comprar armas y amuletos. Cada nivel es muy sencillo en estructura, con algunas monedas repartidas a lo largo de ellos y que podrás intercambiar por ítems.

Aun cuando la estructura del mundo es “abierta” para que puedas explorar libremente, hay zonas que están bloqueadas y el requisito es, como imaginas, vencer a algún jefe. Por lo que vimos, no hay recompensas al estilo Super Mario, ni power-ups escondidos; el mapa es simplemente una forma de conectar los escenarios y las batallas con jefes, y para sumar atractivo a la estética del juego. Durante nuestra sesión de juego probamos muy brevemente la parte de aeroplanos (si bien tiene inspiración en el bullet hell, la pantalla no se satura de balas y obstáculos), pero fue suficiente para decir que la experiencia no cambia mucho conforme al platforming en cuanto a desafío, simplemente intercambias los brincos por desplazamiento libre en el aire.

Cuphead es un juego simple pero desafiante que, al menos en este primer acercamiento, tiene tanto carisma como los platformers clásicos de antaño; eso significa que puede enamorarte fácilmente y quedarse en tu memoria durante décadas. Faltan pocas semanas para conocer a fondo todo lo que ofrece el juego en su versión final y si este demo es evidencia, será una experiencia muy placentera.

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos