ESTUDIO: adicción al gaming se debe a factores externos, no a los videojuegos

Miembros de la Universidad de Oxford descartan existencia de un trastorno por videojuegos

ESTUDIO: adicción al gaming se debe a factores externos, no a los videojuegos

Miembros de la Universidad de Oxford descartan existencia de un trastorno por videojuegos

Tags

Desde hace varios meses, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica al trastorno por videojuegos como una enfermedad mental. Hay quienes están en contra de esta postura y consideran que tal cosa no existe, como ejemplo tenemos a la Universidad de Oxford, quien recientemente publicó un estudio en el que asegura haber encontrado poca evidencia para señalar que el gaming deba ser clasificado como tal. Además, señala que la adicción el gaming se debe a factores externos.

De acuerdo con el coautor del estudio y director de investigación en el Oxford Internet Institute, Andrew Przybylski, los estudios previos han fallado al examinar el contexto de lo que pasa alrededor de la adicción al gaming. Así pues, decidió hacer un estudio que integrara el contexto de los adolescentes al aplicar teoría motivacional y principios de ciencia abierta para saber si el gaming obsesivo está relacionado con “necesidades psicológicas, satisfacciones y frustraciones”.

¿Cuál fue el resultado de esta estrategia? No encontraron evidencia que sugiera que una relación “no saludable” con el gaming lleve a problemas de comportamiento, sino que este tipo de conducta está relacionada con problemas externos al mundo del videojuego. En otras palabras, personas con problemas utilizan el gaming como refugio y, por lo tanto, no debe considerarse un trastorno como tal.

“Nuestros descubrimientos no mostraron evidencia que sugiera que una relación poco saludable con el gaming represente problemas emocionales, de socialización y de comportamiento. En su lugar, es más probable que las variaciones en experiencia de gaming estén relacionadas con (si ayudan a satisfacer) las necesidades psicológicas básicas de los adolescentes de competencia, autonomía y pertenencia social, y con que estén experimentando otros problemas de funcionamiento más ampio. Debido a estos descubrimientos, creemos que no existe evidencia suficiente para pensar en el gaming como un trastorno clínico”, señala el estudio.

Ante estos descubrimientos, la doctora Netta Weinstein, profesora de la Escuela de Psicología de la Universidad de Cardiff y coautora del estudio, invitó a los profesionales de la salud a que analicen todos los factores relacionados con este problema como “las satisfacciones psicológicas y las frustraciones diarias” para así entender por qué ciertos jugadores se relacionan con el gaming de manera poco saludable.

En otras noticias sobre el tema, te contamos que un grupo de investigadores están probando un método para tratar el trastorno por videojuegos, además de que hay un test que busca detectar este problema. Recuerda que en este enlace encontrarás más noticias relacionadas con la OMS.

Fuente

SIGUE LEYENDO

Deja tu comentario

 
 
  • Mejores

  • Nuevos